Adversidades y logros – El poder de las mentorías

Desde niña Louise Daw, de Hexagon, no tuvo que mirar muy lejos para encontrar un mentor. Su abuela, June Craig, dedicó la mayor parte de un siglo al servicio público y a cuestiones humanitarias. Su interés por el bienestar de los migrantes la impulsó a establecer la Junta de Asesoramiento al Ciudadano de la región de Australia Occidental. Tuvo que abrir brecha… segunda mujer en esa región en desempeñarse como ministra de gobierno durante sus 9 años dentro del Parlamento. Por casi una década, las noticias describían a June Craig como la mujer más poderosa del estado. En 1994, recibió la distinción de la Orden de Australia.

Daw, por su parte, fue reconocida como la Emprendedora del Año de Australia Occidental y cofundó una exitosa compañía de tecnología minera antes de unirse a Hexagon, en 2017. Ahora es asesora en innovación y estrategias de la división Mining de Hexagon.

En una entrevista por podcast, ambas mujeres dialogan sobre sus logros, las adversidades que encontraron en el camino y sobre qué se necesita para ser líder en diversidad e inclusión en el trabajo. Estos son algunos fragmentos de la entrevista Para escucharla completa, haga clic aquí.

 

P: Louise, cuéntanos sobre tu carrera en minería y en tecnologías, y la influencia que tuvo June en este camino.

LD: Es difícil que viviendo en Australia Occidental no te involucres con la minería, porque es una industria muy dominante aquí. Tenía grandes deseos de convertirme en contadora y fui a la Universidad, estaba cursando una de las materias obligatorias para poder graduarme, era programación informática, me exasperaba esa materia; era todo un desafío, y al final del semestre, me saqué las notas más altas y me di cuenta de que me encanta enfrentarme a desafíos, y así decidí cambiar de carrera para poder trabajar en el espacio de tecnologías.

Entonces, con el respaldo de un título en tecnologías de la Curtin University, trabajé en diferentes negocios, varias empresas incipientes de Australia Occidental, hasta que fundé mi propia compañía con mi esposo, Rob Daw, (CIO, de la división Mining de Hexagon) y nos dedicamos a tratar de digitalizar partes de la industria minera que antes habían sido pasadas por alto o simplemente se consideraban demasiado difíciles de digitalizar.

Sin lugar a dudas, mi abuela fue un modelo toda mi vida, inculcándome que tus habilidades y tus capacidades son lo que definen quién eres, y no tu género.

En la fotografía junto a la Reina Elizabeth II, June Craig fue la segunda mujer en Australia Occidental en desempeñarse como ministra de gobierno

P: June, Louise nos cuenta que el lema tu vida es dedicarse a la humanidad. ¿Qué te inspiró para tomar ese camino?

JC: En la vida hay coincidencias. Y simplemente se dio que fui a Perth para que mis 3 hijos estuvieran conmigo durante un par de años, en lugar de en la escuela de pupilos. Mientras estaba en esa ciudad, pude realizar un curso en el Consejo de Buenos Vecinos relacionado con los migrantes. Por casualidad, en ese momento volví a mi región y tuve la oportunidad de establecer un consejo similar en la Junta de Asesoramiento al Ciudadano. Trabajaba desde una oficina que era apenas más grande que un armario. La amoblé con lo que encontré en mi sótano. Y tenía $300, es era todo mi presupuesto.

Allí conocí a personas, gente que nunca habría conocido como esposa de un granjero. Tuve la capacidad de ponerme a la par de esas personas, y supe que cuando llegaran las elecciones, si aceptaban mi candidatura, podría alcanzar los votos.

Y así fue que recorrí puerta a puerta durante casi 3 meses, lo cual, a decir verdad, no era una tarea sencilla.

LD: ¡La gente le preguntaba por qué no le estás sirviendo la cena a tu esposo!

JC:  “O ¿dónde está tu esposo?”, era lo que comentaban cuando golpeaba a sus puertas. Yo les decía, “ya he cuidado de él”. “¿Y dónde están tus niños? Bueno, ya han crecido”. Ser elegida como la única mujer en el parlamento de Australia Occidental …fue extraordinario poder tener el respaldo de mi candidatura… porque debía plantarme delante de 11 hombres. Esa fue la primera oportunidad que tuve para decir: “aquí voy a tener la posibilidad de mostrar que también puedo hacerlo. Pero estén advertidos, estoy segura de que puedo hacerlo mejor”.

Mucha gente pensaba que yo estaba loca, pero no me importó. Y me las arreglé para sobrevivir allí durante 9 años.

Louise Daw, dice que el créidto es de su abuela, June Craig, por inculcarle el principio de hacer las cosas bien, no importa cuánto desafío implique.

P: Louise, no es ningún secreto que las mujeres tienen una baja representación en las ciencias, tecnologías, ingeniería y matemáticas, que en conjunto se conocen como las STEM, tanto en lo que se refiere a las tasas de graduación como en el ambiente laboral.  ¿De qué modos piensan ustedes que se podría atraer a más mujeres a las carreras STEM?

LD: En minería, y en materias basadas en STEM en particular, se trata de trabajar desde los cimientos, enfocarse en promover la presencia de las mujeres en las tecnologías, mostrar en las escuelas mujeres de distintas edades en carreras STEM, hablar con ellas, ofrecerlas como mentoras y mostrarlas como ejemplos. La abuela se mantiene bastante activa con las escuelas de aquí. Y justo me estaba comentando cómo realizan programas masivos para niñas a partir del 5º año de primaria. Entonces, solo se trata de hacer las STEM más accesibles y seguir el slogan de WITWA (Mujeres en Tecnologías de Australia Occidental). Dice así: “Si la puedes ver, muchas la pueden seguir”.

P: ¿Que pueden hacer las compañías como Hexagon en favor de la diversidad y la inclusión?

LD:  Pienso que Hexagon está haciendo un gran trabajo, por que participa a nivel regional. Tenemos fundaciones que promueven las STEM y los roles femeninos en áreas basadas en STEM. Por lo tanto, pienso que podemos seguir apoyando y ayudando a esas comunidades y fundaciones regionales que intentan llegar a los cimientos mismos, mostrar las sorprendentes tecnologías que desarrollamos y hacerles saber que estas carreras son totalmente posibles para todas las personas.

El mensaje es que en realidad sí, puedes hacer lo que quieres, pero no puedes hacerlo todo. Entonces, ¿qué es lo importante para ti? Si buscas la excelencia en tu carrera, entonces sí, vas a tener que hacer sacrificios en tu familia en ese momento. Pero si tu familia es la concentración más grande para ti, entonces tendrás que hacer sacrificios en tu carrera y volver a ella después de que tus hijos hayan crecido. La abuela demostró que ese modelo funciona. Sus hijos ya habían crecido cuando comenzó su vida política.

P: Ambas, en sus profesiones tienen en común haber sido la única mujer en la sala. ¿Qué ayuda o que les ayudó a ustedes a tener éxito en profesiones dominadas por hombres?

LD:  Yo solo tenía tanta pasión por lo que estaba haciendo… simplemente ni lo tuve presente, por que no era por eso por lo que estaba ahí. Son las destrezas, las personas de las que pude aprender, los mentores, fue mi educación y mi experiencia. Pienso que tienes una desventaja si piensas que tu género tiene que ver con tu carrera. Tienes que pensar qué es lo que disfrutas de tu profesión, qué experiencia deseas obtener de eso, qué destrezas puedes aportar a la mesa y qué logros quieres obtener de esa carrera.

JC: Si eres una mujer trabajando con hombres, todos hombres, de verdad necesitas asegurar que hayas hecho bien tu tarea, y que tú puedes no solo estar a la altura de ellos, sino, me parece, incluso hacerlo mejor aún. Y eso es por lo que yo me esfuerzo.

P: Te has fijado metas personales y profesionales. ¿Cuál ha sido la clave para alcanzarlas?

JC: Hice tantas cosas… supongo que cualquiera sea la etapa de tu vida, lo único que puedes hacer es hacerlo lo mejor que puedas, pero con tu propia impronta, no necesariamente siguiendo los pasos de un predecesor.

LD:  Pienso que esa es otra gran influencia de mi abuela, que una vez que te has decidido a hacer algo, lo hagas bien. Superar la adversidad y los desafíos para hacerlo bien.

  • Recent Posts

    More
  • Never Miss an Update