Cómo priorizar la seguridad en un futuro autónomo

Las  nuevas guías de seguridad para sistemas autónomos de Global Mining Guidelines Group señalan que las compañías deben adoptar un enfoque integral para la gestión del cambio. Para que la tecnología siga siendo segura, es necesario prever y resolver potenciales conflictos de procedimientos entre el personal y las operaciones automatizadas. En el último episodio de nuestro pódcast Mining Matters, Craig Ross de Ross SH Consulting y Andrew Crose, vicepresidente de Autónomos de la división Mining de Hexagon, conversan sobre las estrategias para atravesar este cambio de rumbo hacia un ecosistema de seguridad integrado.

P: Craig, tienes más de 30 años de experiencia en esta industria. Fuiste vicepresidente de seguridad y salud en Barrick durante 7 años. Te dedicaste principalmente a mejorar la seguridad. ¿Qué conflictos de procedimientos entre operaciones autónomas y no autónomas consideras que puedan surgir y se necesiten solucionar para que la tecnología sea segura?

CR: Es una pregunta muy interesante, especialmente porque cuando en Barrick estábamos avanzando muy firme en la aventura de operar de manera autónoma, me di cuenta de que en un principio había algo que me estaba dando vueltas y me molestaba: era ese deseo de que pasáramos de un salto de lo que estábamos haciendo con personal a una operación autónoma completa, forzando las cosas para que así sucediera. Y el problema que yo veía era que el enfoque de gestión del riesgo, en general, se basaba en aislar las flotas y las operaciones autónomas de las personas. De esta forma, cualquier interacción de los humanos con la flota exigiría un apagón total de la operación autónoma. Y para mí, eso no era factible, porque cuando uno empezaba a mirar en detalle cómo se trabaja en la mina  y las cosas que en la práctica deben ocurrir al mismo tiempo, se veía  que el riesgo se estaba gestionando de manera aislada, cuando deberíamos investigar cómo manejarlo considerando a los humanos que están cerca, lo cual es mucho más difícil, y  esa es una de las razones que hacen que me guste el enfoque de Hexagon, que trataremos en un momento.

P: Andrew, cuando te desempeñabas en Hexagon en Sudáfrica, trabajaste estrechamente con Anglo American, que, en lo que se refiere la iniciativa cero daño, va más allá de un mero cumplimiento. ¿Cómo están utilizando las tecnologías de seguridad para gestionar el riesgo e inculcar el cambio en toda la organización?

AC: Bien, en todo el porfolio de minas que tiene Anglo, en muchas estamos trabajando en distintas tecnologías y diferentes implementaciones. Es un acierto que hayan adoptado este enfoque muy holístico, transversal en las minas; trabajamos con ellos en el programa de manejo de la fatiga y distracción del operador. Y algunos aspectos son los mismos que implementamos inicialmente en nuestro programa de fatiga OAS. En el proceso encontramos el algoritmo, mejoramos el sistema y lo estamos haciendo más amigable para el usuario. Y a la vez, trabajando a la par de sus minas y de otros clientes también desarrollamos nuestro sistema anticolisión, que llega hasta el frenado automático. Es interesante avanzar en este camino juntos, porque son un grupo muy innovador y tiene un montón de ideas geniales que nos aportan. Miran al sistema de un modo holístico. Quiero decir, no se trata solo de tecnología, sino de gestionar el cambio, implementarlo y de cómo lograr que las operaciones lo acepten, que los sindicatos y las comunidades lo acepten. En realidad, el camino que recorremos trabajando con ellos es muy bueno.

Para escuchar toda la entrevista del pódcast, haga clic aquí.

Conozca más en La anatomía de la autonomía. Guía para lograr un programa autónomo maduro y que genere valor de Andrew Crose

  • Recent Posts

    More
  • Never Miss an Update